Protevis
08/10/2021 Lectura: 4min

5 reprocesos industriales identificados por no controlar los hurtos internos

Compartir:

Como vimos en nuestra entrada La realidad del Robo Hormiga y sus modus operandi al interior de las empresas, este delito y su falta de control deja un impacto bastante preocupante no solo en la parte financiera de cualquier organización sino también en la productividad, que se ve bastante amenazada por los reprocesos constantes.

Recordemos que el robo de materia prima, que popularmente se conoce como el Robo Hormiga, es un delito bastante complejo de controlar y que sucede al interior de las empresas a manos de empleados que toman recursos que le pertenecen a las organizaciones, muchas veces en complicidad con terceros o bandas criminales.

Quizás para algunas empresas las piezas o recursos que se pierden a través del Robo Hormiga parecen no tener mucho valor o ni siquiera los consideran indispensables, pero la verdad es que al tener que reemplazarlas esto impacta directamente en los procesos productivos. Es así como las compañías terminan estando inmersas en una serie de reprocesos industriales y hasta administrativos, que al final de cuentas elevarán los costos de producción y afectarán notablemente las utilidades de los bienes que se producen en la organización.

A continuación veremos de manera detallada los 5 reprocesos industriales y administrativos más habituales a los que deben enfrentarse las organizaciones al no mitigar o gestionar de manera oportuna el robo de materia prima internamente.


1. Reemplazar repuestos y/o materias primas en la línea de producción: debido a que el robo hormiga se realiza casi a diario en las cadenas de producción, especialmente en lugares confinados de las plantas donde el circuito cerrado de televisión (CCTV) no tiene cobertura, el personal encargado en la producción tiene que desplazarse hasta el almacén o solicitar un nuevo abastecimiento en la misma zona de producción, este procedimiento genera un retraso en los tiempos de entrega de la manufactura e impacta directamente en el tiempo de trabajo que ya ha sido proyectado para una actividad de producción específica. Este sería uno de los impactos negativos, pensando solo en el retraso y contando con que en el almacén haya stock
de los elementos que fueron hurtados previamente. Pero puede ocurrir que la empresa no cuente con provisiones para reponer esa materia prima, por lo que el impacto será mayor y el líder de producción no tendrá más remedio que reajustar el plan y generar nuevas actividades para el operario.


2. Crear una nueva producción de piezas de ensamble: puede ocurrir que en el Robo Hormiga se hurten materias primas o repuestos, además de molduras o piezas de ensamble nativas, construidas en la misma empresa. El robo de estas, además de impactar y elevar el costo de su producción, perjudica el proceso para producirlas, especialmente cuando estas piezas tienen algún diseño especial y requieren de un tiempo determinado de producción. En algunos casos, estas molduras solo se fabrican bajo el pedido exacto con el que se va a realizar el montaje, lo que no le permite al almacén contar con un stock de respaldo. Esto obliga al líder de producción a replantear las etapas de fabricación, lo que por supuesto terminará impactando las utilidades
del bien que debe producirse.

3. Investigar y abrir procesos disciplinarios por pérdidas: aunque no es una tarea fácil, hay ocasiones en las que se puede lograr la identificación del colaborador que podría ser el presunto responsable o que posee información que tiene que ver con algún caso de robo de materia prima. Una vez ocurre esto, se despliega toda una serie de tareas lideradas por el departamento de Talento Humano, como:

  • Diligencias de descargos
  • Entrevistas
  • Pruebas de rigor
  • Búsqueda de material probatorio (testimonios + videos + soportes)

Todas estas actividades, además de significar una alta carga operativa para el equipo, genera unos costos bastante altos que las directivas no tienen incluidos ni proyectados en los presupuestos, lo que termina impactando directamente los rendimientos o utilidades mes a mes.


4. Generar una alta rotación del personal operativo: una vez se realizan las pesquisas necesarias para dar con los responsables de algún caso sospechoso de hurto interno, lo ideal será que estas arrojen información valiosa con la que la organización pueda tomar una serie de medidas, en las que se encuentra por supuesto la terminación de contratos o acuerdos con los implicados para que se puedan desvincular completamente. Este es un proceso bastante delicado para la organización porque en caso de cometer algún error, esta se podría enfrentar a demandas, penalidades o indemnizaciones de valores elevados. Por su parte, la empresa tendrá que dar inicio a un proceso exprés de selección y vinculación de la unidad operativa que sale del esquema, convirtiéndose en una carga operativa para el departamento de Talento Humano y elevando los costos de la operación.

5. Impartir nuevas jornadas de capacitación: una vez se conoce a los responsables de afectar la economía y la producción de la empresa a través del Robo Hormiga, como mencionamos en el punto anterior, la o las personas tendrán que desvincularse de la organización por este acto mal intencionado y de inmediato la empresa tendrá que contratar a nuevo personal de reemplazo, generando costos adicionales de contratación. Pero adicional a ello, también se
deberá asumir el valor y el tiempo que sí o sí tendrá que destinarse para realizar la capacitación del nuevo personal que llega a ocupar el cargo, con el fin de darle herramientas que le permitan comenzar con su curva de conocimiento en poco tiempo y así no seguir impactando más la cadena de producción, confiando además en que las capacidades y la calidad de su trabajo sea
el ideal.

Para nadie es un secreto que los reprocesos generan desgaste humano, así como pérdida de tiempo y recursos, lo que repercute directamente en el factor económico y productivo de todo tipo de organizaciones. De allí la importancia de implementar una estrategia de seguridad adecuada con la que se pueda gestionar el riesgo y mitigar los errores que le dan vía libre a los robos internos que realizan los empleados a través de diferentes modus operandi.

Compartir:

Jesús Martinez
Jesús Martinez

Director Nacional de Operaciones.

Conoce más del autor

¿Buscas un servicio personalizado?

Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr, sed diam marea formare eirmod reobnfigure intas consetetur sadipscing elitr, sed diam nonumy eirmod tempor figure intas Hardy.

CTA